Reivindicando la navidad de todos los días

23/12/10

En estos momentos en los que me doy cuenta de que la navidad ya está aquí, que los días pasan demasiado rápido y que mañana ya es nochebuena, ¿noche buena?, ¿para qué?, ¿para quién?…

Y un cosquilleo me recorre el estómago porque mañana es uno de esos días en que hay que pasárselo bien. Y a mi se me llena el cuerpo o la vida, no sé muy bien, de alegria, tristeza, emoción, melancolía, deseos olvidados, COLORES EN MOVIMIENTO 2esperanzas esperando, recuerdos de agradables y no tan gratos momentos, ilusiones perdidas, …

Pero también de nuevos caminos, grandes esperanzas, muchos objetivos, gozo de estar…porque hay que morir o dejarse ir, para poder volver, para renacer a una nueva vida de alegría.

Ahora que ya hemos programado el reloj de nuestra vida para que las próximas 24 horas o la próxima semana o hasta que pasen los reyes sea un gran momento, para ir de fiesta, para disfrutar, para comer y beber, para compartir con los nuestros, para ser felices, para dar y recibir…, digo yo ¿por qué no aprovechamos la ocasión para seguir la navidad el resto del año?

Una vez comprobado el correcto funcionamiento de esta máquina que es nuestra mente para ponerse en actitud de felicidad, ¿por qué no seguir en “modo felicidad” los 365 días del año?

Ahora que podemos comprobar las funcionalidades de esta maquinita tan eficiente que nos ha regalado la vida, podríamos darnos cuenta de que si un empujón el día de navidad no es tan importante, quizá tampoco lo sea el resto del año, ahora que a uno le entran ganas de abrazar y besar a todo el vecindario e incluso a ese desconocido que trae un amigo, ¿por qué no todos los días?, ahora que no me importa comprar un regalo para el pesado de mi cuñado, podría pensar en regalarle un pensamiento de amor el resto del año, porque al fin y al cabo, es una buena persona. Y sí, en efecto, ¿has comprobado que en navidad, al igual que una vez muertos, todos somos buenas personas?, ¿y si esto fuera una evidencia?, un mundo lleno de buenas personas. ¿Sabes? Yo creo que incluso todas tienen corazón, solo que algunos se olvidaron de que lo tienen, otros han perdido el libro de instrucciones y otros lo tienen bloqueado por falta de engrase.

Yo me rindo a la evidencia de que el estado de ánimo es contagioso y aunque uno se quiera sacudir la navidad, darle esquinazo, negarla, desprestigiarla, al final este virus te atrapa y te salen sarpullidos de emoción, gritos de alegría y taquicardias de puro amor, mezclados con burbujas de alegria que pueden tener un efecto indeseado cuando te ves de frente y abrazando a quien habías jurado ignorar para el resto de tus días.

Y por todo esto propongo una huelga de tratamientos anti virus para que no nos deje, para que el virus de la felicidad siga invadiendo nuestra mente y nuestro cuerpo y que nos dejemos poseer por este estado de ser que nos lleve a una muerte segura por éxtasis de amor cuando la vida quiera.

the latest from us

Contact us

Have a question? Give us a call or fill out the contact form. We’d love to hear from you

  • 123 Sky Tower, West 21th Street, Suite 721, NY
  • +844 123 456 789
  • +844 123 456 788
  • contact@company.com

Copyright © 2019 . All rights reserved.

Powered by Wordpress.

Add to cart