El mensaje de cada latido

Extracto del intensivo de meditacióndel 18 de marzo de 2018:

Con los ojos cerrados

Establecemos una comunicación directa con el corazón, sintiendo cada latido en las manos apoyadas en el corazón.

Como si cada latido fuera un mensaje, como si con cada latido el corazón me estuviera comunicando su sentir, su presencia:”estoy aquí, esto es entre tú y yo”

Permanezco en una escucha consciente, de cada latido, de cada mensaje.

Quizá hasta me puedo imaginar que cada latido es como una pequeña ola, que al bajar la marea deja un leve surco en la arena.

Y surco a surco va surgiendo una imagen, un dibujo, un árbol, unas ondas, un mensaje directo del corazón,

como si con cada marea la naturaleza nos quisiera enviar un mensaje de equilibrio,

como si con cada latido el corazón nos quisiera enviar un mensaje de equilibrio, de presencia.

Y me dejo inspirar por cada latido, y me dejo sentir,

inspirar, quizás de algún lugar: que sea  mi mente,  mi inteligencia más allá de mi mente, mi cuerpo, mi corazón.

Llegan emociones, palabras, recuerdos, mensajes.

Como si mi cuerpo, mi sentir, mi inteligencia,

me pudieran traducir el mensaje de cada latido,

el mensaje del mar en la arena, DSC_0641

escrito con cada ola,

el  mensaje de la vida en mí,

escrito con cada latido.

Y me dejo acompañar,

mecer, sentir, sonreír,

Notar esa pulsión de vida: “estoy viva”.

Sentir si hay algo muy sutil,

Esa señal que el corazón va enviando más alla del cuerpo

Hasta a 4 o 5 metros que se puede sentir el corazón

Asi somos un grupo de corazones unidos, por cada latido

Si pudiéramos subir el volumen de cada latido, de cada una de las personas que estamos aquí presentes, sería una gran orquesta

Quizá nos podemos imaginar esa música.

Quizá podemos respirar la vibración de esos latidos , de ese mensaje.

Sentir en las manos, en todo el cuerpo y más allá,

Como si pudiéramos sentir la energía, la energía que somos,

que forma parte de la que emite cada latido del corazón.

Conectamos con esa parte de la mente, con esa capacidad de retener, de  absorber,

toda esta información que nos ha dado el corazón,  cada latido, el sentir, el  cuerpo, la inteligencia que va mas allá.

Para recordar, para guardar, para que quede una pequeña huella en la mente,

como una pequeña onda de ola en la playa de este momento

Para que cuando necesitemos, en cualquier momento del día,

podamos llevarnos las manos al corazón,

o simplemente imaginar que  llevamos las manos al corazón.

Y podamos volver a  conectar con este momento,

para despertar de nuevo este sentir,

para ser un latido de corazón por un momento,

pura presencia,

presente en la observación al cuerpo,

Presente en el sentir.

Así, poco a poco vamos dejando que las manos resbalen,

Para que este este ritmo suave de las manos

forme parte de esta conexión, de este momento.

the latest from us

Contact us

Have a question? Give us a call or fill out the contact form. We’d love to hear from you

  • 123 Sky Tower, West 21th Street, Suite 721, NY
  • +844 123 456 789
  • +844 123 456 788
  • contact@company.com

Copyright © 2019 . All rights reserved.

Powered by Wordpress.

Add to cart