Nada

No puede ser más que nada lo que todavía no ha sido creado,

aunque en algún lugar de la inmensidad de un universo que no tiene fin todo ha sido creado, todo está ahí, disponible para las mentes inquietas que cultivan la calma suficiente para conectarse a la idea que hará de esta alma un milagro de vida.

Si , una vez mas, llamando a esa frecuencia de eternidad para crear un trocito de texto que te haga pensar que merece la pena respirar, de forma consciente, para conectar con el delirio de una gran mente que transmite una sintonia infinita, hermosa como el atardecer más hermoso de este verano para mis ojos.

Ya te has perdido, intentando captar el sentido de lo que solo se puede sentir, no es un mensaje para tu mente. Si sigues leyendo es que otra parte de ti ha conseguido despertar la curiosidad de seguir intuyendo lo que no se puede comprender con la mente.

Y conectas con esa parte de tí, la que sabe que hay alguna manera de comprender prescindiendo de la mente intelectual.

Tan solo dejándote llevar por la belleza de este atardecer soñado que se refleja como un espejismo sobre el mar.

Y regresas a este fluir de las palabras sin volver atrás, tan solo avanzando como las olas en un mar infinito que no tiene playa ni fin.

Siempre hay un mar, unas olas, una playa en esta conexión, como si no hubiera otra forma de explicar el milagro de la vida, la comprensión del infinito, la sensación de eternidad.

Vive hoy para regresar al mañana, para llegar al pasado, sin expectativas, sin ansiedad ni depresión. Tan solo el fluir de este momento en el que todo te ha sido dado.

Recuerda ese momento, más belleza en un instante que en un atardecer soñado. Está ahí, en algún lugar de tu mente que busca irremediablemente esa grata sensación de haber encontrado ese gran paisaje, persona querida, evento, encuentro, sonrisas en tu vida.

Cierra los ojos y disfruta de este momento,

y te darás cuenta de que sonríes con el corazón que comprende todo delirio, que tiene un rincon para cada alegria, lleno de sentimiento intenso de placer compartido con la eternidad.

Registra ese instante y envialo a esa gran mente, donde se guardan todos los recuerdos bellos del corazón y las sonrisas del alma para que lleguen a mí, a todas las que, en un momento de locura o conciencia, nos conectamos al mundo de las infinitas sonrisas de corazón, disponibles para quien necesite encontrar un ratito de paz infinita, de calma eterna, de esperanza sin fronteras, de humanidad compartida.

Cuando la muerte despierta a la vida

Te fuiste y parece que,

en ese inmenso vacío que dejaste

tu ausencia se llena con un “no sé qué”,

que la mente acusa de fantasia,

y  otra parte de mí

que tampoco sé muy bien cuál es,

está llena de ese “no sé qué”

presencia,

extraña sensación de que sigues aquí,

muy cerca, muy en mí,

muy en la familia,

muy en los amigos,

como si con esa ausencia o presencia sentida

pudieras unir nuestros corazones

en un intenso abrazo sentido,

en un “no sé qué” tan grande,

que no hay presencia más presente,

que no hay sentimiento igual,

que no hay nada tan real

como lo que no puede ser tocado,

pero si sentido,

como hilo conductor de corazones,

como presencia que llama al corazón,

a un momento de ternura, de recuerdo,

de conexión con los seres queridos,

los que están y los que se fueron.

Presencia viva más allá de la razón,

donde solo hay una palabra,

que sale del corazón.

Deseo de presencia y eternidad

Vuelvo a ti, me entrego en este libre fluir de palabras que se entrelazan porque sí.

No busco tu comprensión, ni tu corazón, ni se lo que busco,escultura medio cuerpo

La vida es demasiado complicada para buscar algo,

O demasiado sencilla para saber qué buscar

Simplemente está ahí,

Esa voz en la mente que dicta palabras sin razón ni sentido.

Quisiera llorar y ni siquiera hay lágrimas,

La vida se deshace, se va disipando como un holograma,

Y al final , solo queda eso, saber que eres tu, o que soy yo y seguir viviendo

En este cuerpo triste, en esta vida sin palabras,

No sé si quiero estar, no sé si quiero seguir,

no sé si quiero despertar mañana o dormir toda la eternidad

El cuerpo pesa,

quisiera poder volar, sin cuerpo,

Solamente con esa parte de mi que no sé donde está, ni de dónde viene, ni adonde va.

Volar libre de mi:  de mi mente, de mis pensamientos, de mi vida

Pesa la vida,

Pasando una vez más, aquí, en la quietud y el silencio de este momento sin nombre,

Sabiendo que mañana solo seré una sombra de mi presencia,

Corriendo de aquí para allá,

Resolviendo lo que no tiene fin,

Vida de humanidad resentida por no tener fin, objetivo, camino, eternidad.

Todo se acaba aquí, hoy, mañana, pasado, no importa,

Y mi huella se borrará, tan rápido como sube la marea,

Borrando toda huella de olas, pisadas, susurros, momentos.

Todo pasa, es así,

Sin pena ni gloria,

Sin principio ni fin,

Seguirá la marea su ritmo: sube, baja,

Seguirá el sol anunciando un amanecer,

Seguirá la luna despertando sonrisas en su plenitud.

Y yo estaré ahí, en la eternidad, mirando la vida pasar

Ojalá la vida estuviera llena de presencia,

presencia desde el corazón,

Ojalá pudiera vivir siempre consciente de este corazón que late,

para mirarte con el amor que mereces, desde el corazón,

desde el sentir más profundo de esa consciencia

que ve en tus ojos un ser humano.

Ojalá llegue ese día, antes de fundirme con la eternidad.

Ojalá encuentre unos ojos  que puedan mirarme desde la presencia,

para que pueda recordar lo sagrado que hay en mí, lo sagrado que vive en ti.

Conectar con el sentir profundo de un corazón mil veces herido, pero vivo,

Un corazón, vacio y pleno, como cada latido

Palabras  que se expresan desde ningún lugar,

que no son tú ni yo sino la vida misma

expresándose desde la eternidad.

El mensaje de cada latido

Extracto del intensivo de meditacióndel 18 de marzo de 2018:

Con los ojos cerrados

Establecemos una comunicación directa con el corazón, sintiendo cada latido en las manos apoyadas en el corazón.

Como si cada latido fuera un mensaje, como si con cada latido el corazón me estuviera comunicando su sentir, su presencia:”estoy aquí, esto es entre tú y yo”

Permanezco en una escucha consciente, de cada latido, de cada mensaje.

Quizá hasta me puedo imaginar que cada latido es como una pequeña ola, que al bajar la marea deja un leve surco en la arena.

Y surco a surco va surgiendo una imagen, un dibujo, un árbol, unas ondas, un mensaje directo del corazón,

como si con cada marea la naturaleza nos quisiera enviar un mensaje de equilibrio,

como si con cada latido el corazón nos quisiera enviar un mensaje de equilibrio, de presencia.

Y me dejo inspirar por cada latido, y me dejo sentir,

inspirar, quizás de algún lugar: que sea  mi mente,  mi inteligencia más allá de mi mente, mi cuerpo, mi corazón.

Llegan emociones, palabras, recuerdos, mensajes.

Como si mi cuerpo, mi sentir, mi inteligencia,

me pudieran traducir el mensaje de cada latido,

el mensaje del mar en la arena, DSC_0641

escrito con cada ola,

el  mensaje de la vida en mí,

escrito con cada latido.

Y me dejo acompañar,

mecer, sentir, sonreír,

Notar esa pulsión de vida: “estoy viva”.

Sentir si hay algo muy sutil,

Esa señal que el corazón va enviando más alla del cuerpo

Hasta a 4 o 5 metros que se puede sentir el corazón

Asi somos un grupo de corazones unidos, por cada latido

Si pudiéramos subir el volumen de cada latido, de cada una de las personas que estamos aquí presentes, sería una gran orquesta

Quizá nos podemos imaginar esa música.

Quizá podemos respirar la vibración de esos latidos , de ese mensaje.

Sentir en las manos, en todo el cuerpo y más allá,

Como si pudiéramos sentir la energía, la energía que somos,

que forma parte de la que emite cada latido del corazón.

Conectamos con esa parte de la mente, con esa capacidad de retener, de  absorber,

toda esta información que nos ha dado el corazón,  cada latido, el sentir, el  cuerpo, la inteligencia que va mas allá.

Para recordar, para guardar, para que quede una pequeña huella en la mente,

como una pequeña onda de ola en la playa de este momento

Para que cuando necesitemos, en cualquier momento del día,

podamos llevarnos las manos al corazón,

o simplemente imaginar que  llevamos las manos al corazón.

Y podamos volver a  conectar con este momento,

para despertar de nuevo este sentir,

para ser un latido de corazón por un momento,

pura presencia,

presente en la observación al cuerpo,

Presente en el sentir.

Así, poco a poco vamos dejando que las manos resbalen,

Para que este este ritmo suave de las manos

forme parte de esta conexión, de este momento.

amor

Solamente puedo amarte, todo lo demás tienes que hacerlo tú solita.
Mensaje de la vida, solamente podemos amar, amarte es lo único que puedo hacer por ti, o para ti, ¿solamente?, o ¿amarte ya es todo?
¿se puede hacer algo más, más grande ,más fuerte, más profundo, más humano, más bienintencionado, más dulce, más conectado al corazón?
Si te amo, ya hice todo lo que tuve que hacer, amarte es el principio y el fin, amarte es incondicional.
No puedo vivir por ti tu sufrimiento, ni tu dolor, ni tus esperanzas, ni tus dificultades, ni tus frustraciones, ni tus deseos, ni tus momentos de angustia, tan solo puedo hacerlo mío y vivirlo contigo, y eso, no te ayuda.
Tan solo puedo mirar tu dolor y llorar contigo,
tan solo puedo mirar tu sufrir y recordar el mío,
tan solo puedo acompañarte con el amor más grande,
para que llegue a tu corazón,
para que recuerdes la esperanza,
para que te recuerdes,
para que conectes con el amor que eres,
para que sientas una presencia a tu lado,
para que sientas una caricia de brisa,
para que llores de puro amor,
para que el llanto despierte en ti la ternura,
para que la ternura te recuerde que la tristeza es amorosa,
para que la tristeza te conecte con la melancolía del corazón,
para que la melancolía te lleve a la contemplación de tu niñ@,
para que tu niñ@ te cuente que la vida es un juego,
para que la vida juegue contigo al sentir
para que el sentir te lleve a tu corazón,
para que tu corazón te recuerde que eres amor,
para que el amor sea lo que es,
todo, incondicional, eterno, tú.

Echar de menos por pensar de más

_20170516_222740Eres el mejor de mis recuerdos,

pero un recuerdo,

de esos que uno no puede distinguir de la fantasía

No sé lo que pone mi deseo

y lo que guardo de un pasado.

Si fuiste lo mejor

o lo que yo quise que fueras en mi recuerdo.

Recuerdo tu sonrisa

sin saber si alguna vez quise guardarla,

sin saber si la recuerdo por el bien que me hacia.

Angel que lllegaste a mi vida

para quedarte hasta siempre jamás.

No puedo olvidarte

aunque solo quede mi recuerdo

hecho de años de echarte de menos

y de pensarte de más.

Así te pienso, sonriendo,

como si no pudiera existir

Otra cosa en tu vida

que una eterna sonrisa

que sale del corazón.

Eternidad

Y allá donde no hay cuerpo, late la vida, por todo lo que no latimos con el corazón.

Dime vida, ahí donde no tienes cuerpo, ¿qué hay?
Quiero asomarme a tu vida,

llévame contigo en mis sueños,

cuéntame un cuento para que pueda dormir

como si el cuerpo no fuera a despertar nunca más

y la vida pudiera comenzar a latir en la eternidad,

En ese lugar sin tiempo,

En ese tiempo sin lugar,

vibra la  vida, como el más grande de los corazones, pum pum…

Y yo aquí, con un cuerpo que no atiende al corazón,

queriendo sentir amor, pasión, vida,

sintiendo añoranza de un lugar o no lugar,

de otro tiempo, de otro ritmo,

Tambores de vida,

Aires de eternidad.

Y hay tanto vacío aquí,

solo veo un universo árido,

sesierto de soledad.

Y así deseo verme en mitad de ese desierto,

vivo, latiendo de pura ausencia y corazón vivo, pum pum, …

Intenso y emotivo,

que nunca empieza y nunca acaba.Suave expresión de vida

Eternidad se llama tu latir,

dando vida a este presente,

que vivo en soledad,

Armonía,  que no es ausencia de caos,

Aires de eternidad, que es armonía,

ciclones de sentimientos,

vientos de pensamiento,

aires de soledad, vacío,  vida.

Lo que está detrás tus palabras, es tu palpitar, profundo, sincero,

profundo como la primera inspiración,

sincero como la última espiración.

Vida, que empieza y termina con cada respiración,

que se extiende por toda la eternidad.

Vacío de mi,

ausencia de soledad.

Yo conmigo,

en toda la eternidad.

Corazones que laten al mismo son,

somos uno, latiendo al par

somos uno sintiendo sin parar.

Aires que son,

Tiempos de eternidad

Después de la despedida

dsc_1194Después de la despedida,

me doy cuenta de que sigues ahí.

Solo dejaste ese traje que ya no te servia,

para seguir con nosotros de otra manera.

Nos dejas mucha paz, serenidad, amor, comunión.

Nos dejas el sabor dulce de tus pasteles

en recuerdos de momentos vividos.

Supiste despedirte como un Señor,

valiente, rodeado de los tuyos,

esperando a que el último llegase a casa.

Te fuiste en silencio, como un suspiro,

a tu manera,

y al instante nos invadió la paz de tu marcha serena.

Al momento sentimos tu PRESENCIA

mucho más allá de ese cuerpo inerte,

fuerte y dulce como tu mirada,

que decía tanto sin necesidad de palabras.

Nos queda tu fuerza, tu coraje para seguir vivendo,

tu curiosidad hasta el final,

Con ese, ¿llegaré a los 81?

Y siento que desde aquí, ahora,

percibo una parte de ti que nunca había sentido,

un amor profundo con sabor a eternidad,

y mis lágrimas asoman, una vez más,

no son lágrimas de sufrimiento,

son lágrimas de agradecimiento,

por el privilegio de ser tu hija,

de compartir esta familia,

de haber podido cuidarte, mimarte, despedirte

por el calor de tu mano,

por tu “laztana” y tu “calamidad”,

por tu fortaleza,

por tantos momentos vividos a tu lado.

No te vayas nunca,

quiero seguir sintiendo tu presencia aquí, a mi lado,

en recuerdos, en sentimientos, en sensaciones vivas.

Seguir viviendo, intensamente, por ti.

Ahora, esto es entre tú y yo, entre tú y nosotros,

No quiero extenderme en palabras,

quisiera saber decir tanto como tú con una sola,

Y es que solo tres valen para decirlo todo:

“maite zaitut aita”

¿Qué es la ternura?

DSC_0771[1]

¿Qué me pasa? Pierdo el tiempo mirando una pantalla como si esperara algo de ella, como si pudiera darme el milagro del amor incondicional, como si alguien o mi príncipe azul pudiera salir de ella y hacerme feliz para siempre y busco  y miro y remiro y vuelvo a buscar y nada pasa.

Y luego me parece que pierdo el tiempo cuando no hago nada, cuando no miro ni esta ni otra pantalla e intento tan solo estar conmigo misma, en mi y mi mente se va, a cualquier cosa, a cualquier persona y va saltando como saltamontes de pensamiento a fantasía, de imágenes a personas, de lugares a problemas y vuelve otra vez a un pensamiento o fantasía…

Y me acuerdo de que soy alguien que respira y tomo aire y cierro los ojos y sigo escribiendo y mi respiración se hace mas profunda y siento mi cuerpo, la tensión de mi espalda, e intento relajarme y hacer crecer la presencia de mi corazón para ser consciente de que está ahí, de que soy corazón y no máquina porque mi mente, de tanto buscar información, ¿puede que se esté identificando con la pantalla? Puede que yo misma empiece a sentirme máquina, trastero, almacén o depósito de información disponible, a disposición, que no sirve para nada, que acumula espacio, megabytes, polvo, virus, todo esto traducido como confusión, tontera, anestesia mental, huida…

Y me entristece pensar en ello, como si mi vacío interior estuviese creciendo a pasos agigantados y toda yo estoy vacía, no hay nada en mi, ni corazón ni riñones, solo soy una maquina que teclea, como si me estuviese abandonando, dejando mi vida a merced del viento, como si no hubiese fuerzas o ganas o voluntad o deseo de manejar mi vida, como un sentir cerrado que navega sin rumbo esperando desesperadamente que un naufrago tome el timón de este velero que es mi vida.

Y observo, y sé que este momento pasará, y este pensamiento hace saltar mis lágrimas y, este momento también pasará, como el viento, como el tiempo, como la vida. Pero me gusta que esté aquí, conmigo, haciéndome sentir humana por mis lágrimas saladas y pienso en reprimir mis lágrimas o mejor las dejo resbalar por mis mejillas para saborear su sal, sal de vida, y dejo libertad a mi garganta para volver a respirar y sentir que estoy aquí,

SI, soy yo la que llora, soy yo la que suspira porque estoy viva y soy conciente de mí, de mi falta de ganas de mirar lo que pasa dentro de mí, de mi búsqueda fuera de lo que me dicen que está dentro.

Y miro a mi alrededor y veo apatía y falta de ganas de vivir, y me pregunto hasta que punto eso es mío, pero también veo una niña queriendo querer y ser querida y no sabe cómo y me vuelvo a preguntar si eso es mío. Por qué esperar que alguien me quiera, por qué no ejercitar mi capacidad de querer, venciendo poco a poco la resistencia de mi niña, acogiendo, abrazando amando a mi niña en primer lugar…

Un lienzo es…

Un lienzo en blanco es como un trocito d cielo en el que expresar mi alma.

CIMG2064Y así, cada pincelada

es una sonrisa,

cada tono un canto,

cada color un todo.

Y así, el alma expresa la belleza

de la vida en colores.

Y así, el color me alimenta

por los ojospara llenar el alma.

 

 

the latest from us

Contact us

Have a question? Give us a call or fill out the contact form. We’d love to hear from you

  • 123 Sky Tower, West 21th Street, Suite 721, NY
  • +844 123 456 789
  • +844 123 456 788
  • contact@company.com

Copyright © 2019 . All rights reserved.

Powered by Wordpress.

Add to cart